¿Gasolina sube o baja a partir de enero 2016?

A partir de enero, la gasolina y el disel operán en una banda de fluctuación con un precio máximo y uno mínimo y tendrán un IEPS fijo para que en 2018 el precio quede completamente liberalizado.

Deacuerdo con la Secretaria de Hacienda, la ley señala que la banda para 2016 se establece como el precio vigente en octubre de 2015 con un +/-3%.

La gasolina Magna el precio actual es de 13.57 pesos por litro, a lo que se le agrega el +/-3% (de la inflación), esto es, que este tipo de combustible fluctuará en un rango de 13.1629 a 13.9771 pesos por litro a partir de enero.

Jorge Sánchez, socio de Impuestos y Ley de Deloitte, dijo que México es uno de los pocos países que tiene un esquema de precios fijos establecidos por el gobierno. 

Aunque hace unos días la Secretaría de Hacienda nos había entusiasmado anunciando que en el 2016 no sólo no habría aumentos a la gasolina, sino que incluso el costo del combustible podría registrar alguna baja
Aunque hace unos días la Secretaría de Hacienda nos había entusiasmado anunciando que en el 2016 no sólo no habría aumentos a la gasolina, sino que incluso el costo del combustible podría registrar alguna baja

En la actualidad, los precios de las gasolinas en México tienen un costo único para todo el año, el cual no cambia si el precio en el exterior baja. Pero si los los precios suben, estos no se incrementan en el país.

Hacienda publicará mensualmente los precios máximos al público con base en el precio de referencia más el margen (el monto en pesos por litro equivalente al valor del margen de comercialización, flete, merma transporte, ajustes de calidad y costos de manejo); el IEPS (que será de 4.16 pesos para la gasolina Magna; 3.52, para la Premium; 4.58 para el diésel; y 3.52 para los combustibles no fósiles) y otros conceptos (IEPS a los combustibles fósiles)

Cuando los precios sean superiores al valor máximo de la banda o inferiores al mínimo, hacienda podrá establecer cuotas complementarias y temporales, según lo que establece la Ley de Ingresos.

A lo anterior, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) reiteró que no habrá un nuevo impuesto a la gasolina y el diesel, sino que se trata del mismo gravamen que ya se aplica a los combustibles, pero con una estructura diferente.

Con el esquema vigente, el Impuesto Especial sobre Productos y Servicios (IEPS) de las gasolinas aumenta cuando disminuye el precio del petróleo… con el nuevo, el IEPS permanece fijo y cuando el precio del petróleo baje, las gasolinas podrán ser más baratas. “No se aumenta el impuesto. Las cuotas aprobadas se fijan de acuerdo con el promedio que se espera para todo 2015”, aclaró Hacienda.

You must be logged in to post a comment Login