Resultados del ‘Buen Fin’ cuestionados a tres años de su creación

El Buen Fin se lanzó en 2011 con el objetivo de impulsar el consumo y reactivar el mercado interno. En aquel momento se vendieron 106,000 millones de pesos, principalmente de electrónicos, ropa y calzado.

Los organizadores del Buen Fin esperan el año con menores ventas a cinco años de haberse implementado la estrategia comercial. Un nuevo enemigo aparece en el panorama: el tipo de cambio. ¿Qué le ocurre al famoso fin de semana más barato del año?

El año pasado los pequeños comerciantes, las cadenas de autoservicios y departamentales obtuvieron ventas por 173,000 millones de pesos
El año pasado los pequeños comerciantes, las cadenas de autoservicios y departamentales obtuvieron ventas por 173,000 millones de pesos

La racha ganadora no duró mucho tiempo. En 2013, el Buen Fin alcanzó ventas por 173,620 mdp, monto que representó tan sólo un ascenso de 16%, en comparación con un año previo, mientras que en 2014 apenas logró arañar un crecimiento de 14%.

Esta quinta edición de la campaña de ventas tan sólo podría traer un crecimiento de 5%, lo que representaría 9,870 mdp adicionales a los obtenidos el año pasado, de acuerdo con previsiones de Gerardo Gutiérrez Candiani, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE).

Antes del Buen Fin, la gente compraba en diciembre, aún sin rebajas, debido a que había mayor flujo de efectivo. El último mes del año representaba 30% de las ventas anuales para algunas empresas o el equivalente a dos meses de ventas para otras.

“Es más complicado que el programa ya consolidado en el mercado, en términos de oferta y  demanda, pueda crecer a los ritmos que venía creciendo en los primeros años. Poco a poco será más difícil ir ganando puntos porcentuales a las anteriores ediciones”, asegura Enrique Solana Sentíes, presidente de la Confederación de las Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo.

No es poca cosa lo que está en juego. La única fórmula infalible para contrarrestar la amenaza del tipo de cambio y los aumentos en los precios, así como el mercado informal, es el poder del comprador: El actor principal es el consumidor, el cual debe ser reflexivo y prudente en el gasto para comprar en esta temporada y tener muy bien ubicados los precios para que no lo engañen y compre un producto que realmente sea una promoción. El principal responsable de lo que compra es el consumidor.

You must be logged in to post a comment Login