LOS PRESOS MÁS PELIGROSOS DE MÉXICO DENUNCIAN AL ESTADO EN LA CNDH

Joaquín Guzmán Loera "El Chapo", Édgar Valdez Villarreal "La Barbie", Héctor Beltrán Leyva "El H" y Miguel Ángel Félix Gallardo denuncian al gobierno con la CNDH

Con motivo de la presunta violación de sus derechos, este 25 de febrero,  casi 138 presos del federal de máxima seguridad de El Altiplano presentaron  se quejaron del trato de sus guardias ante  la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH). Entre estos presos se encuentras los reos de máxima seguridad como Joaquín Guzmán Loera “El Chapo”, Édgar Valdez Villarreal “La Barbie”, Héctor Beltrán Leyva “El H” y Miguel Ángel Félix Gallardo.

Joaquín Guzmán Loera "El Chapo" en la prisión del Altiplano.
Joaquín Guzmán Loera “El Chapo” en la prisión del Altiplano.

Parte de las quejas   presentadas  son  el escaso tiempo de descanso de una hora para salir al patio, que no existen las  necesarias actividades de reintegración social, un ineficiente servicio médico, la represión, el manoseo y la comida en mal estado. Además de las acusaciones de corrupción y represión  del director técnico, Librado Carmona García.

Sin embargo, no sólo los reos presentaron su  quejas, sino también se quejaron por las peripecias a los que habían sido sometidos sus  familiares y amigos;  quienes van a visitar a sus conocidos y declararon que “tanto al momento del ingreso, como al de la salida de los familiares, estos son tratados de manera indigna, pues sin respeto alguno y menos con pudor, son desnudados ante las miradas lívidas de los oficiales” además de que en muchos de los casos son manoseados, intimidados y tratados con palabras altisonantes, no mediando el más mínimo sentido de la ética profesional y menos el humano por parte del personal de seguridad y custodia.

En torno a la mala calidad de la alimentación, se afirma que la empresa concesionaria “Cosmopolitan” de manera continua les sirve “el pollo agusanado, la carne en mal estado, el fríjol con piedras y acedo, los embutidos caducos” y ya no hay frutas en la dieta.

En esta prisión de máxima seguridad la mayoría de los ahí recluidos fueron acusados por narcotráfico, secuestro o asesinato; y existe una historia ampliamente documentada en medios detrás de cada nombre. Aún así lograron organizarse y están desafiando al gobierno federal que los mantiene confinados delante de la CNDH.