El ruido mejora la satisfacción sexual.

Este recurso de gemidos y jadeos es muy utilizado en telenovelas, e incluso películas pornográficas, pero en una situación real, esto no significa que la persona esté sintiendo verdaderamente un orgasmo.

Un estudio descubrió que entre hombres y mujeres, aquellos que gimen durante el sexo tienden a reportar más satisfacción sexual que los que hacen el amor en silencio. Este tipo de comunicación sonora, ayuda a transmitir preferencias a nuestra pareja y los hace sentir bien de sus habilidades sexuales, indicando que sus esfuerzos por complacer han tenido éxito.

Vocalizar en la cama podría ayudar a que hombres y mujeres consigan lo que quieren. Los gemidos estratégicos podrían ayudar a conseguir el clímax durante una relación.

Los investigadores descubrieron que las mujeres reportaron hacer más ruido, conocido como “vocalizaciones femeninas copuladoras”, justo antes y durante el orgasmo de su pareja masculina, implicando que es una acción voluntaria, ya que las mujeres saben que los hombres disfrutan de los ruidos que hacen en la cama y esto es un estímulo que puede inducir un orgasmo masculino.

Además reportaron que el 66% de las chicas, gemía simplemente para acelerar el orgasmo de su pareja y el 87 %  lo hizo para aumentar el autoestima de su pareja. No obstante, las personas que reportan hacer ruidos durante el sexo tienden a ser las menos aprensivas acerca de la comunicación en la cama y las más confiadas de sus habilidades sexuales. Así que después de lo aprendido, todo indica que un dormitorio ruidoso podría ayudar a mejorar nuestras habilidades de comunicación y el sexo en general con nuestra pareja. Por lo tanto, podría ser que el ruido mejora la satisfacción sexual.

You must be logged in to post a comment Login