IMSS advierte sobre riesgos por trastornos de sueño.

Por: Dulce Solis.

Abraham Martinez, director de la Unidad de Medicina Familiar (UMF) número 27 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), indicó que más del 40 por ciento de la población presentará problemas de trastorno del sueño, por lo menos, una vez en su vida. Sin embargo, estos no tienen  mayor importancia y no se les presta la atención debida, aunque estos trastornos o la dificultad para dormir son unas de las causas de consulta más frecuentes.

Asimismo, el especialista explicó que el insomnio es la falta de sueño apropiado, lo cual implica dificultades para conciliarlo, despertares frecuentes o muy temprano; además de somnolencia durante todo el día a pesar de haber tenido un sueño adecuado, además señaló que la infesta de ciertos medicamentos ocasiona la falta de sueño.

Por otra parte, el insomnio persistente puede afectar las actividades diarias, así como provocar lesiones por accidentes y favorecer la aparición de depresión profunda, ya que se ha observado que las personas que sufren algún trastorno del sueño acuden con mayor frecuencia a la clínica a tratar algún otro padecimiento.

Además, informó que lo principal para tratar esta patología es tratar la corrección de los malos hábitos para dormir. Por ejemplo, los ruidos y las lucen en la alcoba interfiere con el sueño, al igual que los ronquidos de un compañero de habitación, y los relojes que hacen mucho ruido pueden provocar ansiedad.

Del mismo modo, resaltó que el uso de fármacos se da únicamente cuando ya se han tomado medidas adecuadas, sin obtener éxito, además este proceso debe ser realizado bajo supervisión médica. Estos medicamentos se dividen en dos clases: las benzodiacepinas, que son los más utilizados favoreciendo la comunicación entre las células nerviosas; y las no benzodiapecinas, dentro de los cuales se encuentran los antidepresivos y productos herbolarios.

Por último, recomendó a la población que sufre este padecimiento, evitar ingerir bebidas alcohólicas por la noche, consumir cafeína ocho horas antes de dormir, así como dejar de fumar, ubicar la televisión y el celular fuera de la alcoba, relajarse con música o baños, o leer antes de dormir, recalcando la importancia de consultar a su médico antes de iniciar algún tratamiento.

You must be logged in to post a comment Login