La depilación, ¿belleza o imperfección?

Las mujeres nos preocupamos mucho por nuestro físico, y la depilación en algo fundamental.

La tendencia a depilar el área genital por motivos “estéticos” y de “higiene” ha incrementado en las mujeres jóvenes entre los 18 y 24 años de edad; no obstante, esa práctica podría incrementar el riesgo de contraer enfermedades de transmisión sexual.

La depilación del área pública consiste en eliminar total o parcialmente el vello de las zonas íntimas (femeninas o masculinas); sin embargo, el vello púbico cumple una función protectora que es mantener el Ph adecuado de la piel, lo cual permite que no se desarrollen microorganismos bacterianos, pero además cubre el área de la fricción con las prendas.

Se estima que el 60% de las mujeres que se depilan ha experimentado al menos una complicación de salud.

La dermatóloga alertó también sobre el riesgo de contraer infecciones de transmisión sexual por dicha práctica, toda vez que los cortes o folículos abiertos aumentan la posibilidad de transmisión de infecciones como condilomas (verrugas o papilomas), así como irritación o algún tipo de reacción alérgica.

Las afectaciones más frecuentes son irritación, abrasión de la zona, cortes o dermatitis; sin embargo, apuntó, sólo el 4% de las mujeres y hombres que se depilan acuden al médico por una complicación relacionada con la depilación, ya sea que se realice con cera, rastrillo, con láser o “arrancando” el vello.

La Fundación Mexicana para la Dermatología recomienda realizar la depilación genital en establecimientos con estándares altos de higiene y calidad, además de dar seguimiento con especialistas en dermatología para asesoría sobre el cuidado de la piel posterior a la depilación.

You must be logged in to post a comment Login