Mitos y Realidades sobre el Sexo Oral

Por: Dulce Solis.

Actualmente el sexo oral es tan importante como el coito. Su popularidad ha llevado a que se extiendan ciertos mitos y conceptos erróneos que en realidad podría estar perjudicando nuestra vida sexual. Es por ello que continuación te presentamos lo siguiente:

No se puede contraer una Infección de Transmisión Sexual

Falso. Practicar sexo oral sin protección nos pone en riesgo de una contraer una infección de transmisión sexual. De acuerdo con el centro de información del VIH, HIV InSite, de la Universidad de California en San Francisco (EE. UU.), indica que si una pareja practica una felación a un hombre, el riesgo aumenta si tiene algún corte en la boca. Dar sexo oral a una mujer también puede aumentar el riesgo de infección si hay sangre menstrual. Aumenta el riesgo si la mujer tiene otra ETS (enfermedad de transmisión sexual) además del VIH. Y aumenta el riesgo si la persona que realiza el sexo oral tiene llagas o cortes en la boca.

El zumo de piña cambia el sabor del semen.

Un nuevo mito, con salvedades. Los líquidos corporales, como el sudor, la saliva, las secreciones vaginales y los líquidos seminales, pueden ser influenciados por la dieta y los hábitos de estilo de vida. Sin embargo, estos resultados no son inmediatos, es decir, beber zumo de piña justo antes de practicar sexo oral no hace

que cambie el sabor del semen. Aunque el semen puede estar un poco más concentrado, una dieta sana y equilibrada y mantenerse hidratado puede ayudar a que sea menos picante.

 

Las mujeres no pueden tener un orgasmo durante el sexo oral.

Este es uno de los mitos más populares sobre este tema, sin embargo, hasta el 80% de las mujeres tienen dificultades para tener un orgasmo durante la penetración vaginal, por lo contrario, son capaces de alcanzar el orgasmo a través de la estimulación manual y oral.

Ingerir semen en el embarazo alivia las náuseas del mismo.

Las náuseas suelen aparecer durante los primeros meses del embarazo, y éstas se pueden remediar con una cucharadita de jengibre o menta. Sin embargo, un artículo escrito por el psicólogo de la Universidad Estatal de Washington Gordon Gallup, sugiere que las mujeres embarazadas que tragan el semen del padre pueden aliviar sus episodios de náuseas matutinas.

El sexo disminuye la depresión.

Practicar sexo, incluido el sexo oral, puede mejorar el estado de ánimo, aumentar el afecto y evitar la depresión. Así lo determinó un estudio publicado en la revista Archives of Sexual Behavior, que descubrió que el líquido seminal puede contener propiedades antidepresivas y disminuir significativamente la depresión en las mujeres.

You must be logged in to post a comment Login